Testimonios (ver abajo de la página)

3 motivos para llegar a ser oblata

  • Responder a una llamada a la vida consagrada, por amor a los demás, quedándose en su medio de vida habitual, guardando su trabajo y sus compromisos;
  • Cultivar un espíritu misionero;
  • Estar sostenida por un grupo reconocido en la Iglesia como instituto secular.

5 referencias para llegar a ser oblata

  • Cultivar en sí mismo el deseo de seguir a Cristo Jesús que queremos amar sobre todo;    
  • Como María, acoger al Espíritu Santo que nos prepara a trasformar el mundo en un espíritu de servicio;
  • Ejercerse a vivir el 5-5-5;
  • Comunicar con oblatas;
  • Adquirir, quedándose en su medio, la formación para asumir un compromiso cristiano responsable en el corazón del mundo.

¿Yo, oblata?

Tienes los requisitos previos si tú eres:

  • Mayor de edad
  • Libre de todo lazo matrimonial o de unión civil;
  • Cristiana, bautizada, y confirmada en la Iglesia Católica.

¿Cómo saberlo?  ¿Por dónde empezar?

  • Comunicas con una oblata directamente, si conoces a una;
  • Hablas con una persona en acompañamiento espiritual;
  • Puedes escribirnos, una oblata designada te orientará con placer.


TESTIMONIOS
:

william 2000 pixabay menuFLASH 6 - OBSERVABA LA MANERA DE VIVIR DE ESTAS PERSONAS - A la edad de trece años, ya conocía el Instituto y cada vez más observaba cómo vivían estas personas la Presencia de Dios y la Caridad en acción en pleno mundo. Es lo que yo buscaba, la oportunidad de ir por el mundo compartir y profundizar la felicidad de conocer el Dios tan bueno del Evangelio que a menudo se Le presentaba sobre todo severo y castigador. A los veintiún años, ya que no me sentía atraída por la vida comunitaria, me uní al Instituto siguiendo mi trabajo como profesora en el mismo lugar. Después de cincuenta y cinco años de vida en el Instituto, estoy llena de gratitud por esta inmensa gracia. Gracias Dios mío.
Céline B.


globe coeurFLASH 5 - CUANDO CONOCÍ EL INSTITUTO, COMPRENDÍ - Que no quería vivir en un grupo con horario planificado de antemano, vestir un hábito y seguir reglamentos.
Cuando conocí el Instituto Secular de las Oblatas, comprendí que podía vivir mi compromiso de seguir a Jesús y continuar a la vez realizándome en mi medio con mi profesión, con mi familia y mis amigos. Lo que me hizo escoger el Instituto de las Oblatas era el objetivo formulado en ese momento: Vivir y testimoniar la Caridad de Cristo. El llamado a un Amor universal siempre fue fuerte en mí. El aspecto secular me convenía, ¡así que me comprometí y no me arrepiento!
Denise D.

arc en ciel albrecht fietz menuFLASH 4- NUNCA DUDÉ - Cuando tenía quatro años, dije a mi famila que me haría hermana religiosa. Todos han reido. Terminadas las confidencias ! Veinte años más tarde, haciendo su visita en las escuelas, el obispo de la diócesis de Prince Albert, Saskatchewan, vino a mis clase y habló de las oblatas, no critican, nos se quejan, que son consagradas, pero no son religiosas que llevan hábito. Aquí está, he encontrado ! Empezé mi probación seis meses después de mi entrada en el Instituto y desde entonces, como la mano en un guante, nunca dudé que exactamente, estoy donde me siento llamada.
Louise L.



logo institutFLASH 3- CUANDO HE OPTADO POR ADHERIR AL INSTITUTO - Cuando he optado por adherir al Instituto de las Oblatas, me atrajo  la simplicidad del compromiso que se  proponía: consagrarme a Dios quedándome laica y coprometiéndome a vivir la Caridad de Cristo, para transformar el medio ambiente con actitudes positivas. Señalo una de estas actitudes : la ausencia de crítica que siempre me ayudó a ver lo bello y bueno de  cada persona y del mundo.
F.T.Tremblay




fleurFLASH 2- LO QUE ME DECIDIÓ ES LA PALABRA DEL PADRE PARENT, O.M.I.- Cuando la necesidad del don total a Dios tomó lugar en mi, con la energía de mis 18 años, la rechazé. Quería también casarme y tener hijos. Tuve entre mis manos un folleto presentando la vocación oblata. Mi primera reacción fue : « Es un grupo de santurronas. » Pero el Espírito conduce donde el quiere, nadie sabe de donde viene y a donde va. Seis meses mas tarde, tomé el folleto de nuevo y decidí que esto era lo que queria. Lo que me decidió es la palabra del Padre Parent, o.m.i. : « Su claustro es el mundo ». Y además « Un don que da, que se da y que perdona. » La misión de Caridad….

Annick. F.



fleur aFLASH 1- MI DESEO MISIONERO - En dos palabras, es mi deseo misionero que inspiró mi venida en las oblatas. Poco a poco aprendí a conocer nuestro aspecto secular. Así fue !
Cécile L.

Suscribirse al boletín

Síguenos en Facebook. (solo en francés)